Ositos

septiembre 18, 2006 at 3:11 pm (Uncategorized)

Esta noche me ha vuelto a pasar. Sigo sin explicarme nada de lo que me ocurre. De nuevo, tras beber un vaso de leche y cepillarme los dientes, en el momento que levanté el edredón para acostarme, allí apareció .
Otro osito de peluche me miraba fijamente con ojos de plástico descolorido. Era verdoso y vestía unos pantalones a cuadros con un jersecito de punto gris; su lengua caía tontamente bajo un hocico de nuevo negruzco y de nuevo con siete bigotillos retorcidos.
Las pezuñas se simulaban por minúsculos trozos de lana pegados a las patas traseras, era curioso observar cómo este tipo de osito no tenía pezuñas delanteras; se hará la manicura, pensé.
Al mirar parecía pedirme perdón por entrar de nuevo en mi cama o por el simple hecho de mirarme en un lugar tan privado y púdico como mi habitación, al menos eso era lo que yo veía a través de los dos botones de plástico cosidos al peluche deshilado.
Porque si el osito fuera nuevo, aún podía intentar venderlo; al dueño de la tienda de juguetes, a los niños cuando salen de clase, por los pueblos de la montaña, incluso a un coleccionista de ositos de peluche… no sé, al estar mal conservado nadie se interesa por él; me da pena, de nuevo tendré que colocarlo en algún sitio que no moleste.
Creo que nunca va a acabar. Todos mis amigos tienen ositos de peluche, algunos ya tienen más de dos; mi familia no viene a verme porque le molestan mis ositos de peluche desparramados por toda la casa. ¿qué puedo hacer?
No sé dónde guardarlos; yo los quiero a todos por igual, nacen en mi cama ; supongo que eso significará algo, ¿no? La verdad es que ya están por todas las esquinas.
Sólo puedo ver la tele en una pequeña silla junto al sofá, en él no, claro , allí tengo a 33 de mis ositos. Camino por la casa mirando al suelo, no es fácil esquivar cada mañana 287 ositos amontonados por el pasillo. Abrir los armarios se ha convertido en una tortura; no por la suciedad, que reconozco acumulada en los estantes, lo engorroso viene después de encontrar lo buscado, pierdo alrededor de tres horas y media cada día recolocando a los ositos que caen en el momento de abrir las puertas.

Al cocinar únicamente utilizo un fogón, en los otros tres tengo 15 ositos muy bien colocados; pobrecitos, viven llenos de salpicaduras de grasa. De hecho, incluso he congelado a tres o cuatro ositos por si algún día los demás deciden irse.
Todo tiene su encanto, lo comprendo. Pero yo llevo cinco años encontrándome cada noche un osito de peluche en mi cama.

Anuncios

4 comentarios

  1. Cris said,

    Bien Nata, por fin te has animado a colgar tus fantásticas historietas…
    Espero ver aqui pronto la de trabajo social.
    Besis.

  2. José Luis said,

    Bueno pues, mañana paso por mis osos, quedate con los congelados.

  3. Nadjhttp://www.cuerdasfuera.tk said,

    malditos osos de peluches, el otro dia hicimos una redada y capturamos a 15.

    Son una plaga

  4. onetwotrade said,

    Hiya. I came across ones blog page the employment of windows live messenger. It is an very well authored article. We’ll ensure that you save the item and are avalable here we are at learn more of your handy information and facts. Appreciation for a article. I’m going to definitely go back.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: